¡Nunca un viernes negro será tan azul!